Reseñas

Reseña de Magisterium saga.

Magisterium saga (libros 1, 2 y 3). 

Autoras: Holly Black y Cassandra Clare

Traducción: Patricia Nunes. 

Año de la primera publicación: 2014

Editorial: Destino. 

Orden de los libros: 

1-La prueba de hierro.

2- El guante de cobre. 

3- La llave de bronce. 

4- La máscara de plata. 

5- La torre de oro. 

 

 

A la hora de realizar esta reseña, aun no he logrado conseguir los dos últimos libros. Sé que están disponibles en ebook, pero ya que tengo los tres anteriores en papel, me gustaría que siguiera así. Además, la magia del papel no la puede suprimir el ebook. Por eso, aun no tengo idea del desenlace. Cuando los tenga leídos, actualizaré esta reseña con las dos partes finales. 

1- Algo me parece familiar…

Algunos lectores pueden considerar que Magisterium bebe mucho de Harry Potter. Esto es así hasta cierto punto. Magisterium comienza su desarrollo en una escuela de magia muy alejada de la imponente arquitectura de Hogwarts.  Nos presenta a tres aprendices de magia bastante particulares, pero con personalidades que en un principio pueden resultar conocidas.

El protagonista de esta saga dista mucho en un principio del mago que J.K Rowling nos presentara. Aun así, es posible encontrar algunas pinceladas similares. Ambos fueron «marcados de bebés» uno con una cicatriz y otro con una lesión en la pierna que lo acompañará siempre. Ambos han perdido familiares importantes en una batalla contra el mal. Aunque en este caso, el protagonista pierde solo a su madre. Ambos protagonistas poseen magia, aunque en este caso puede prescindir de una varita. Ambos tienen un lazo especial con el antagonista de la historia. 

Sin embargo, ambas historias comienzan a caminar por separado a partir del segundo libro. Aquí Magisterium se torna más compleja y va creciendo junto a sus personajes. Se toman decisiones arriesgadas en cuanto a la trama y se genera una tensión mayor. Lo que parecía ser otra historia de estudiantes de magia y sus idas y vueltas a lo largo del período de clases, se transforma en la búsqueda de respuestas. Hay un entramado de misterios que nos van llamando la atención tanto como a los protagonistas y queremos que los descifren. 

Otra de las peculiaridades de esta saga es que los títulos coinciden con elementos de la alquimia. De lo más rústico (el hierro) a lo más sutil (el oro). Estos son pequeños datos que dan la idea de que las autoras al menos han leído algo de alquimia y tienen idea de lo que hablan. Este dato no es menor, ya que por ser una novela juvenil no implica menospreciar o dejar de lado la documentación. En el caso de las novelas de fantasía son muy pocas las que utilizan datos de conocimientos arcanos del mundo real. La mayoría de lo que he leído se basa solo en la mitología y la imaginación del autor. 

Magisterium es una escuela de magia. Algunos nacen con poderes que podrían causar grandes problemas si no son controlados adecuadamente. Para aprender a controlar estos poderes, todos los chicos que tienen esa latencia, deben ingresar en esta escuela y ser educados en la magia. 

Sin embargo, no todos los que ingresan a Magisterium utilizarán la magia para bien. Aquí aparece un antagonista que va a dar muchas sorpresas y que le da un toque intrigante a la saga. Gran parte de los misterios que se manejan en el Magisterium están relacionados con esa dicotomía protagonista-antagonista. Lo bueno es que no hay que esperar al desenlace para saber más sobre este punto, ya que en el tercer libro las cosas dan un giro muy inesperado. 

Sistema de magia. 

Una de las cosas que diferencia a esta saga de otras es el uso de la magia. No canalizan la fuerza a través de un instrumento mágico como la varita. No poseen conjuros, libros o rocas de poder. Tampoco se sacan algún truco de la manga. El sistema es simple: parece inspirado en algunos principios de la alquimia. 

En alquimia se maneja el concepto de los metales y su transformación, unido a la parte espiritual y al manejo de los elementos. Es una búsqueda más bien interior de crecimiento. El método  químico para transformar plomo o plata en oro es lo que se conoce como arquimia. La destilación de las plantas con fines medicinales es la espagiria Ambas son hermanas de la alquimia, ya que tienen cosas en común, aunque no son lo mismo. La alquimia, además del manejo de las plantas y los minerales, busca manejar los otros elementos. Es en estos principios de la ciencia hermética parecen basarse las autoras para la parte de la magia. 

Estos conceptos son más profundos, pero requieren un post aparte. Lo que sí es bueno resaltar, es que algunos conceptos están bien manejados. Otros son herramientas propias de la imaginación de las autoras, como buenas novelas de fantasía juvenil que son. 

2- Personajes: unos amigos particulares, aunque familiares. 

Hay que dar bastante crédito a quienes ven similitudes entre el trío de amigos Aaron, Tamara y Callum y el de Ron, Hermione y Harry. En el primer libro de Magisterium, tienen un aire similar. Tamara es la lista, Callum el protagonista complicado y Aaron el gran amigo de ambos. Se diferencian bastante Aaron y Ron, en cuanto el primero es muy bueno en casi todo, superando al protagonista, mientras que en Harry Potter, es el protagonista quien se llevaba casi todos los premios.  

Es quizás por esto que el primer libro no llegó a engancharme tanto. Su protagonista me atraía muy poco, los demás personajes los encontraba repetitivos y la trama me sabía familiar. Algunas escenas son predecibles y hay personajes que caen en el cliché. 

¿Por qué seguí entonces con la saga? 

Pues porque la cosa cambia rápido. Es cierto que el primer libro es uno más. Entretiene,  pero se queda ahí. Pensé en darle otra oportunidad con el segundo libro, más que nada por las autoras. Conocía el nombre de Holly Black por «Las crónicas de Spiderwick«, libro escrito junto a  Tony DiTerlizzi. A Cassandra Clare la conocemos por su saga llevada al cine «Cazadores de sombras«. 

Y la suerte quiso que me decidiera a comprar el segundo libro. Esta entrega toma un derrotero interesante. Los protagonistas comienzan a mostrar desarrollo y una interacción más fluida. La pluma de las autoras se torna más ágil y nos introduce a una red de misterios que se van profundizando. Estos acontecimientos, situaciones y secretos van llevando a los personajes a tomar decisiones comprometidas. 

En la segunda entrega el protagonista se afianza y le dice adiós a Harry Potter. Los caminos que transitan son muy distintos. Ahora Callum toma decisiones importantes para la trama. Este personaje es un mago natural que ha sido ocultado por su padre durante doce años, pero que ahora debe enfrentarse a lo que en realidad es. Se le ha enseñado que la magia no debe usarse y que el Magisterium es un lugar de tormentos. Esto hace que Callum no desee entrar a la escuela, aunque deba presentarse obligatoriamente a las pruebas de admisión.

A pesar de su desastrosa prueba, Callum ingresa a la escuela de magia bajo la tutela del Maestro Rufus (a quien le encontré un parecido extraño con un personaje de Star wars). En Magisterium, Callum deberá aprender a controlar su magia y descubrir en cuál elemento es bueno. Sufriendo por una lesión de la infancia, deberá continuar sintiendo el rechazo de otros. Ha crecido prácticamente solo y le cuesta ser sociable con los demás. Poco a poco va logrando cierta confianza con determinados compañeros y ese vínculo genera toda clase de situaciones. Desde amistad sincera, roces, traiciones, hasta la aparición del primer amor. 

Es, además, destacable que los personajes secundarios no se quedan en el adorno simple. No son los que sostienen al protagonista. Van tejiéndose varias pequeñas tramas que llevan a desenlaces, en algunos casos, impredecibles. Si Callum es quien tiene el mayor crecimiento como personaje, sus amigos también tienen lo suyo.

Aaron es la antítesis de Callum. Es un chico muy querido por todos, es leal, buen deportista y maneja bien la magia de los elementos.  Es tan perfecto que a veces cansa. Lo único que lo aleja de ser un Gary-stu es que muestra ciertas debilidades y fallas a lo largo de la historia que lo hacen un poco más humano. Además es uno de los que mejor trata a Callum a pesar del mal carácter de éste. 

Por otra parte, tenemos a Tamara. Un achica muy ambiciosa que proviene de una familia poderosa y con historia. Quiere mantener el nivel de logros de los suyos y se siente en un gran compromiso. En un principio, Callum le cae muy mal, pero va cediendo. Y es que la única manera de ganar terreno es uniendo al equipo.

A raíz de esto, es la que pone las cosas en orden, estudia y hace trabajar a su equipo. Poco a poco, va moderando el comportamiento encorsetado del inicio y comienza a soltarse. Se anima a hacer lo que tenga que hacer para proteger a sus compañeros y, sobre todo, a Aaron. Es uno de los personajes que tiene secretos interesantes para la trama y que maneja bien los hilos de las circunstancias. También es quien salva el día en más de una ocasión. 

En resumen: una buena saga. Se va poniendo mejor en cada entrega (aunque no he leído las últimas. Si te han gustado los trabajos anteriores de estas dos autoras o te quedan ganas de leer algo en la misma línea de Harry Potter: es tu saga. 

 

 


2
Leave a Reply

avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
M. RosasMia Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Mia
Guest
Mia

Yo lei el primero y el segundo, el tercero lo estuve buscando pero no lo encontré. Tu donde lo compraste? Y opino lo mismo que tu, al principio pense que era como una extraña copia de Harry Potter. Y que Aaron era como Harry, y que la historia estaba contada desde el punto de vista de Callum, Ron. Pero segui leyendo, y al descubrir los secretos de Callum y sus poderes, te das cuenta que la trama es muy diferente a la de Harry Potter. También me gusta mucho la manera en que usan la magia.